Páginas vistas en total

martes, 21 de mayo de 2013

ESPAÑOÑA

>>

Quitando que el festival de Eurovisión es un club de amiguetes que se votan entre sí. Quitando que es un evento musical que, salvo excepciones, tiene la misma calidad que una banda de barrio en las fiestas de cualquier pueblo. Quitando que se magnifica la publicidad comercial que se le da a nivel europeo, porque el internacional está aún por ver. Quitando todo esto, nos queda el llamado prestigio nacional. Y si vamos a él, mirando la posición obtenida por España en las últimas participaciones, lo tenemos por los suelos.

Hablando de esta última participación, pienso que hemos enviado a Eurovisión una canción “ñoña”, con una letra cursi y repetitiva, que dormía hasta al dios del sueño. Y además, después de la mala interpretación, con gorgoritos y desafinos incluídos, no teníamos nada que hacer. Y eso sin contar una puesta en escena simplona y melosa. Me llama la atención el discurso del grupo español "El sueño de Morfeo", ¡con razón!,  quitándole importancia al puesto (penúltimos) y valorando la experiencia de cantar junto a otros. Vamos, que haces el ridículo ante medio mundo y metes la cabeza en el suelo como el avestruz. En fin, que ir pa ná es tontería… ¿o No?
<<

No hay comentarios: