Páginas vistas en total

martes, 14 de marzo de 2017

LAZARILLOS

>>
Creo en mí, antes que en Dios, pero el problema es que me lleva ventaja porque hay un libro que habla de él y 'Playboy' aún no quiere editar un desnudo mío... (Groucho)


No puedo evitarlo, pero me acuerdo del Lazarillo y me produce cierta satisfacción cada vez que veo como no les dan la razón a ciertos ultracatólicos trasnochados.
Me explico: Los autobuses transfóbicos, La prueba de la paternidad póstuma del Ruíz Mateos o El caso de la drag queen Sethlas.

El problema es que estos reaccionarios privilegiados, acostumbrados a imponer su credo inquisidor a los presuntos blasfemos y herejes, creen ahora ser los pobres perseguidos y agraviados.

Sólo así pueden ser explicados los comentarios 'sexistas' de HazteOír, la 'doble moral' de un padre de familia numerosa o las opiniones 'hirientes' del obispo de Gran Canaria.

A estos voceros (y a sus acólitos) habría que recordarles que vivimos en un Estado aconfesional o lo que decía Lázaro de Tormes allá por 1554: "no nos maravillemos de un clérigo o de un fraile, porque el uno hurta de los pobres y el otro de casa para sus devotas".


Y que estos numeritos que montan no son más que pataletas de personas malcriadas, maliciosas, malvadas, malhumoradas y malfo...
<<

No hay comentarios: