Páginas vistas en total

Estos son mis principios. Si no le gustan tengo otros (Groucho) / Web creada para honrar al más grande de los cómicos, que me enseñó a mirar la vida de un modo menos serio (valen2)

viernes, 22 de diciembre de 2017

DEMOSGRACIAS

>>
Todavía no sé que me vas a preguntar, pero me opongo (Groucho)



Doña Inés Arrimadas (y algún otro) deberían recordar lo señalado hace ahora un año y medio en las Elecciones Generales por el líder de Ciudadanos:

"Rivera ha echado parte de la culpa de esa bajada de escaños a 'la ley electoral que tenemos' [...] 'Esa ley hay que cambiarla' [...] En este sentido, el líder de Ciudadanos ha lamentado que los 80.000 votos de diferencia que han tenido con Podemos y las confluencias se haya traducido al final en una distancia en escaños más abultada" (eldiario.es, 27-6-2016)

¿De qué hablaba Albert entonces? ¿Qué ley electoral injusta tenemos según él? Veamos el ejemplo del nuevo arco catalán en el marco de los 135 escaños (pinchar o ver imagen de arriba) según la ley y comparemos con el número real de 'votantes', que han sido unos 4.276.232 catalanes.

¿Cuál sería esa presunta distribución que obedeciese exclusivamente a una supuesta circunscripción única? ¿Cómo quedaría el 'Parlament catalá' si cada voto valiese lo mismo? (31.675 votantes x escaño):

CD's > 35 diputados (1.102.099 votos, 25'37 %)
JxCAT > 30 diputados (940.602 votos, 21'65 %)
ERC > 29 diputados (929.407 votos, 21'39 %)
PSC > 19 diputados (602.969 votos, 13'88%)
CatComú-Podem > 10 diputados (323.695 votos, 7'45%)
CUP > 6 diputados (193.352 votos, 4'45 %)
PP > 6 diputados (184.108 votos, 4'24 %)

La explicación está en las cantidades asignadas a las distintas circunscripciones provinciales. De ahí, por ejemplo, que los partidos más votados sean los grandes beneficiados. Y de ahí, también, que mucha gente que vota a ciertos partidos se muestre desencantada de esta distribución injusta y "pase de ir a las urnas" (beneficiando, sin saberlo, a los más votados).

Lo he reseñado en la tabla de arriba para que cada un@ saque su propia conclusión. ¿Os gusta? ¿Mejor que antes? ¿Convenimos con Albert Rivera que sería bueno cambiar la ley electoral a nivel comunitario (y estatal) actual basada en la ley d'Hont por otra más justa? ¿O convenimos en que ciertos líderes políticos protestan cuando no les favorece la ley y, en caso contrario, callan?

<<

martes, 21 de noviembre de 2017

ES-CUP-IENDO AL CIELO

>>

Puede que parezca un idiota y hable como un idiota, pero no deje que eso le engañe. Realmente es un idiota (Groucho)


Los independentistas de ARRAN, esos cachorros afines a la CUP, muchos de ellos estudiantes que pidieron el aplazamiento de exámenes so pretexto de estar en lucha procatalanista, vuelven a mostrar su verdadero rostro cruel e insano al publicar un nefasto tuit tras la muerte del fiscal general del estado.

¡Ojo! Muchos de estos impresentables seres humanos serán los futuros seniors de la CUP, esos otros ultra-izquierdistas que han decidido presentarse a las elecciones del 21-D con una excusa sibilina similar a la ya usada cuando ocultaron de forma cobarde su voto el 1-O.

En esta línea está este tuit deleznable del estúpido aprendiz cupero de turno y, también, dos mensajes para la posteridad de dos de sus vocales mayores: “El artículo 155 nace de la sed de venganza contra todo un país” (Anna Gabriel) y “Las elecciones son ilegítimas, por tanto cada día es una jornada de lucha republicana” (Mireia Boya).

¿Se han preguntado ustedes alguna vez el porqué del tufillo incendiario de los discursos de los representantes de la CUP o de ARRAN? Cuando comienzan a largar por sus boquitas da la sensación de que están parafraseando viejos alegatos panfletarios anarquistas. Debe ser que los discípulos de los “cotarros asamblearios” maman y malparen dañinas parrafadas políticas.

Por cierto, ¿sabían ustedes que había ocho licenciados universitarios entre los 10 ex-parlamentarios de la CUP? En realidad, las únicas plebeyas eran dos anticapitalistas: la cooperativista Eulalia Reguant y la activista sesentona Gabriela Serra. Sorpresa que no lo es tanto, pues solo hay que recordar a dos voceros ególatras populistas: el diplomado en leyes cubano Fidel Castro o el profesor universitario podemita Pablo Iglesias.

Lógicamente, inmersos en el separatismo y en la dialéctica populachera, muchos de estos licenciados actuales o futuribles siempre tienen flecos en sus vestiduras (y en sus camisetas fashion-reivindicativas) que los delatan. Y los de la CUP y sus afines de ARRAN no son una excepción a esos revolucionarios 'selectos' que abrazan, por inercia o maldad innata, el liderato ideológico del pueblo crédulo hasta convertirse en severos comisarios del proletariado.

<<

domingo, 5 de noviembre de 2017

MIL GOLES

>>
Pienso vivir para siempre o morir en el intento (Groucho)


¡Cómo pasa el tiempo! Hoy domingo, 5-nov-2017, se han cumplido 19 años y medio desde que comenzó esta historia. Fue un soleado 5 de mayo de 1998 cuando el añorado maestro Pepe Amurrio, sabedor de mi afición futbolística, me invitó a participar con un grupo de amigos del pueblo en un proyecto maravilloso: reunirnos todos los domingos para jugar y disfrutar del fútbol.

Yo, entonces, con siete años en Caudete de forma discontinua por razones de trabajo, no conocía a nadie de los reunidos, salvo a Pepe. Con el tiempo, ya asentado y empadronado en el pueblo de forma fija, tras cientos de partidos, me he convertido en uno de los fijos del grupo de FUTVETE (Fútbol Veteranos).

Desde ese lejano mayo y, a partir del tercer partido en que metí un gol, me propuse consignar los partidos jugados y mis goles en una vieja agenda escolar. Y al final, en mi caso, descontando lesiones varias y fines de semana viajeros, hoy he cumplido la friolera de ¡794 partidos y 1.000 goles! Tal vez un certero tiro lejano y la facilidad para rematar de cabeza en cada córner, sin olvidar que muchas veces jugamos a fútbol siete en campo de tierra o césped, ha facilitado mi inusual (y gozosa) estadística goleadora.

Realmente disfruto con este deporte y con esta gente del Futvete, dentro y fuera del campo. Ahora tengo 58 años, pero espero seguir cultivando esta vieja pasión unos añitos más durante muchos domingos mañaneros. Y viendo a otros compañeros de mi quinta o los ejemplos saludables de Pinto o Manolo, con más de 60 años, creo que así será. ¿Hasta los 1.000 partidos quizás?
<<