Páginas vistas en total

jueves, 12 de abril de 2012

FISCALIZAR

>>
No puedo decir que no estoy en desacuerdo contigo (Groucho)
 

Que la vara de medir la aplica quien manda es sabido de todos. Que la hipocresía de los poderosos es notoria, también. Y cuando ambas, vara de mando e hipocresía, se juntan producen hechos tan llamativos como este...

En la Rasquera tarraconense, como plan anticrisis local, se realiza un refrendo y se aprueba, por mayoría, que la ABCDA (Asociación barcelonesa canábica de autoconsumo) ubique una plantación allí. Esta medida dejará unos 650.000 euros por año a las paupérrimas arcas municipales. En contra, la Fiscalía antidroga, la Abogacía del Estado, los Mossos de esquadra y un 44% de los lugareños. Si ambas posturas poseen sus respectivas razones legítimas y respetables, ¿cuál debe predominar?

¿Qué postura predominó para decidir la instalación de un cementerio nuclear en el Villar de Cañas conquense?  Si en este último caso fue el interés general y la economía, pese a lo contaminante y peligroso, lo que decantó la balanza... ¿por qué ha de ser lo presuntamente tóxico lo que prevalezca sobre el interés general y la economía en Rasquera?  Yo a estos fiscalizadores les mandaba al “tío de la vara” para marcarles prioridades.
<<

No hay comentarios: