Páginas vistas en total

Estos son mis principios. Si no le gustan tengo otros (Groucho) / Web creada para honrar al más grande de los cómicos, que me enseñó a mirar la vida de un modo menos serio (valen2)

jueves, 31 de diciembre de 2015

BRONCAS

>>
Partiendo de la nada hemos alcanzado las más altas cotas de miseria (Groucho)



El pasado 17 de diciembre, en clase, entre risas y aspavientos, algunos alumnos me comentaban el sopapo que había recibido el señor Rajoy en Pontevedra. Les dije que había siempre que mantener las formas al defender nuestras ideas, fueran políticas o de otro tipo, pero nunca recurrir a la violencia como el broncas descerebrado de turno. También les comente que no debían reírse ni hacer bromas con semejantes actitudes, ya que daba la sensación de que estaban de acuerdo con ellas.

Sin embargo, y esto es lo más grave, al día siguiente pude oír comentarios y sonrisitas similares tomándome un cortado en un bar. Y ahora ya no eran chiquillos que se dejaban llevar por su bisoñez, sino personas mayores que se crecían alimentados por los efluvios de sus copas y espoleados por la barbaridad del vecino de barra.


¿Y a qué vienen estas reflexiones el último día del año? Pues sencillamente por algo que dijeron ayer, 30 de diciembre, en los telediarios que mi mente conectó con lo antedicho. Con ese 'algo' me refiero a la noticia sobre la huella o rastro digital que dejamos en la web cuando nos retratamos en las redes sociales.


Porque aquell@s que, visceralmente, sin pensar demasiado, como infantes o bareros, vomitaron su opinión a favor del 'broncas' que agredió al señor Rajoy, retrataron su violencia interna, su inmadurez, su falta de empatía, durante unos minutos... pero quienes lo dejaron escrito en la web, aunque lo borren después, siempre dejarán memoria gráfica de ello. Y tod@s conocemos a alguien así de bocazas. Al fin y al cabo, ya lo dice el refrán: "Gozarse del mal ajeno, no es de ser bueno".

<<

No hay comentarios: