Páginas vistas en total

Estos son mis principios. Si no le gustan tengo otros (Groucho) / Web creada para honrar al más grande de los cómicos, que me enseñó a mirar la vida de un modo menos serio (valen2)

lunes, 14 de mayo de 2012

MAGISTER

>>
No es la política la que crea extraños compañeros de cama (Groucho)


En cierta ocasión, José Solís, ministro de Trabajo franquista, natural de Cabra (Córdoba), le discutía al político y rector de la Universidad Complutense, señor Muñoz Alonso, para qué servía el latín. El profesor le respondió: Por de pronto, señor ministro, para que a Su Señoría, que ha nacido en Cabra, le llamen egabrense (por ser esta villa la antigua Egabro romana, y a la que los musulmanes llamaron Qabra) y no otra cosa.
 
Y llegados aquí, seguimos con etimologías para explicar por qué cualquiera puede ser ministro, pero no maestro. El término maestro deriva de "magister", y este del adjetivo "magis" (más). Así pues, podemos definir MAGISTER como el que destaca por conocimientos y habilidades. Sin embargo, el término ministro deriva de "minister", y este del adjetivo "minus" (menos). Por lo tanto, el MINISTER era el sirviente o el subordinado que apenas sabía. (fuente: Historias de la Historia, de Carlos Fisas)

Por tanto, queda demostrado que para ser ministro hace falta… bien poco. De ahí, que al actual ministro Wert (teórico en comunicación, sociólogo y jurisconsulto) le vayan los "recortes a menos". Y para ser maestro o profesor, pues + estudios, oposiciones, conocimientos, etc.
<<

No hay comentarios: